Las alianzas estratégicas en los negocios internacionales

Las alianzas estratégicas en los negocios internacionales

La internacionalización de las empresas es cada vez más importante para ser competitivos dentro de esta economía globalizada, donde cada día nacen más empresas y los competidores se multiplican. 

La apertura a mercados internacionales resulta fundamental para el crecimiento de una empresa. Sin embargo, para nadie es un secreto los riesgos y la inversión que implica un proceso de internacionalización; por ello, las alianzas estratégicas han tomado fuerza, pues hacen este proceso más rápido, sencillo y seguro.

¿Qué son las alianzas estratégicas?

También conocidas como Joint Ventures, las alianzas estratégicas consisten en una serie de acuerdos comerciales que permiten y facilitan la consecución de un objetivo común que beneficie a todas las partes

Los tipos de alianzas son muy variados y particulares, ya que están diseñados para adaptase a las necesidades de las empresas y la situación actual del mercado. Gracias a esta estrategia, una empresa puede acceder a nuevos mercados, incorporar nuevas tecnologías, aprovechar el know-how de otra empresa, ampliar sus especialidades, expandir su cuota de mercado, entre muchos otros beneficios.

Puntualmente, en los negocios internacionales, esta es una opción muy eficaz para aquellas empresas que quieren expandir su negocio y desconocen el comportamiento del mercado y las normativas del país al que quieren llegar. Gracias a una alianza estratégica con una empresa local pueden minimizar los riesgos y alcanzar sus objetivos.

Las ventajas de las alianzas estratégicas

Este fenómeno ha tomado más fuerza en los últimos años debido a las grandes ventajas que puede aportar a las empresas:

  • Ya lo mencionábamos anteriormente: uno de los principales propósitos de las alianzas empresariales internacionales es llegar a nuevos mercados de la mano de una empresa local que conozca y domine dicho mercado, logrando que el proceso de expansión sea más seguro y ágil.
  • Las empresas aliadas tienen acceso a nuevas tecnologías e innovaciones, lo cual potencia las ventajas competitivas de ambas partes frente a sus competidores.
  • Acceder a nuevos mercados, ampliar la cuota de mercado y aprovechar los canales de distribución de las empresas aliadas, mejora la rentabilidad de todas las partes.
  • A nivel económico, unir fuerzas con otra empresa trae muchas ventajas, puesto que la alianza se traduce en una mayor capacidad de inversión de capital para el proceso de internacionalización.
  • El know-how es sin duda el activo más importante de una empresa. Si a este se suma la experiencia e información de una empresa aliada, las ventajas competitivas de ambas empresas se potenciarán.
  • Finalmente, todo lo anterior suma para aumentar la ventaja competitiva frente a otras empresas y aumentar las barreras de entrada en el mercado.

Hace unos días Telefónica y Vodafone anunciaban su alianza para compartir sus redes en Reino Unido; además, El Corte Inglés firmó un acuerdo con Alibaba para potenciar su agencia de viajes en China. Los casos de éxito son innumerables y cada vez son más las empresas que apuestan por alianzas estratégicas para potenciar su negocio.

Sin embargo, no todo son ventajas. El éxito de esta estrategia está en una excelente negociación y unos términos de colaboración claros que beneficien a todas las partes. Para esto, es fundamental contar con un equipo de abogados experimentados que conozcan en detalle este tipo de acuerdos y que pueda ofrecer una asesoría integral que conlleve a una alianza transparente y eficiente.

El ICAM ha desarrollado el Máster en Derecho Internacional de los Negocios, un programa cuyo objetivo reside en formar a los abogados que liderarán los procesos de internacionalización de las empresas y que serán capaces de gestionar alianzas estratégicas exitosas. 

La convocatoria para formar parte de este programa ya está abierta. Puede consultar más detalles en su página web

 

Deja un comentario

Cerrar menú